DURMIENDO EN LA TORMENTA

Esdras 7:6 Esdras subió de Babilonia. Era escriba diligente en la ley de Moisés, que el Dios de Israel había dado; y le concedió el rey todo lo que pidió, porque la mano de el Señor su Dios estaba sobre Esdras.
Proverbios 12:27 El perezoso no atrapa presa, no atrapa presa. no pone a asar lo que ha cazado. Pero el diligente ya posee una gran riqueza.

Proverbios 13:4 El perezoso ambiciona, y nada consigue; el diligente ve cumplidos sus deseos.

DURMIENDO EN LA TORMENTA

Un joven aplicó para un empleo de obrero en una granja. Cuando el granjero le preguntó sobre sus calificaciones, él dijo: "Puedo dormir cuando el viento sopla". Esto sorprendió al granjero. Pero como le cayó bien el joven, lo empleó.

Unos pocos días más tarde, el granjero y su esposa fueron despertados en la noche por una violenta tormenta. Rápidamente comenzaron a revisar las cosas para ver si todo estaba seguro. Hallaron que las ventanas de la granja habían sido aseguradas. Un buen suministro de leña había sido colocado junto a la chimenea.

El joven dormía profundamente.

El granjero y su esposa inspeccionaron entonces su propiedad. Hallaron que todas las herramientas habían sido colocadas en el depósito, libre del efecto de los elementos.

El tractor había sido movido al garaje. El granero estaba adecuadamente bajo llave. Aun los animales estaban calmados. Todo estaba bien.

El granjero comprendió entonces el significado de las palabras del joven: "Puedo dormir cuando el viento sopla". Porque el obrero hizo su trabajo leal y fielmente cuando los cielos estaban claros, estaba preparado para la tormenta cuando esta vino. Así que cuando el viento sopló, él no tuvo temor. Pudo dormir en paz.

Cuando somos diligentes, trabajadores, responsables y previsores podemos tener paz cuando vienen los tiempos difíciles.

Podemos descansar cuando sabemos que una casa tiene excelentes cimientos, podemos estar seguros dentro de nuestra familia cuando hemos sembrado amor, confianza, comunión, podemos estar seguros que nuestros hijos saldrán adelante cuando les hemos inculcado principios y valores espirituales.

Podemos esperar un futuro sin sobresaltos económicos cuando hemos ahorrado y administrado con sabiduría.

Estas siendo diligente en tu trabajo, con tu familia, con tus negocios, con tu vida? Entonces duerme en paz.

Si consideras que necesitar corregir algo en tu vida y no sabes como, pide a Jesús que llene tu corazón, has tu parte y el resto será descanso en El.